¿Cómo Arreglar tu Comida Quemada sin que Nadie se Entere?

  Publicado el   por   Sin comentarios

¿Alguna vez pensaste que podías dejar cocinando el almuerzo mientras pagabas las cuentas por internet, lavabas la ropa o hacías otra tarea del hogar? Seguramente sí. Pero si estás leyendo este artículo, lo más probable es que también en más de una ocasión te hayas olvidado de lo que estabas cocinando…

¡No te preocupes! A menos que la comida que quemaste haya quedado como un carbón, siempre puedes rescatarla con los trucos que aquí te enseñamos.

Sigue leyendo para conocer cuáles son.

 

SI OLVIDASTE UNA SOPA

¿Qué puedes hacer cuando el agua se evaporó y los ingredientes de la sopa quedaron pegados al fondo de la olla? Fácilmente puedes cambiar la idea de una sopa por una crema. Solo tienes que apartar la comida de la parte de arriba (aquella que no se quemó o quedó en el fondo) y pasarla a otra olla.

Agregas una taza de las verduras y vegetales que más te gusten, un poco de caldo instantáneo y dejas cocinar por unos 15 minutos. Sazonas al gusto con las especias Orgániks Sansae y retiras del fuego. Licuas y cuelas.

TIP CHEF SANSAE: No tengas miedo de usar tijeras, cuchillo y tenedor para remover las partes quemadas. Siempre puedes saltear el resto o asarlas con una salsa diferente.

 

SI ACHICHARRASTE UN BISTEC

Si achicharraste un bistec puedes convertirlo en un pequeño estofado. Para eso tienes que picar la carne en pedazos pequeños y colocarla en otra olla (nunca sigas cocinando en la misma donde quemaste la comida, a menos que la hayas lavado antes).

Agrega una o dos papas en cubos grandes, tiras de pimentones, los vegetales que más te gusten también en cubos y media o una taza de caldo. Sazona con especias Orgániks y salsas Sansae, y tapa la olla.

Déjalo a fuego bajo por 15 minutos o hasta que se cocinen los vegetales.

TIP CHEF SANSAE: Experimenta con los ingredientes, como vino tinto o blanco, vinagre balsámico o jengibre para rescatar la comida quemada. Las carnes rápidamente las arreglas con caldo, salsa de soya, salsa BBQ Sansae o salsa teriyaki.

 

SI QUEMASTE UNA PRESA DE POLLO

¿Demasiado crujiente por fuera, pero aún crudo por dentro? No entres en pánico y termínalo de cocer en el horno. Puedes aplicar el mismo truco que con la carne y hacer una comida guisada, o simplemente cambiar de recipiente y rociar generosamente con caldo de pollo o vegetales antes de meter al horno.

Piensa que también, otra solución que puedes tomar es quitarle la primera capa de piel (todo lo quemado), desmechar el pollo y hacer con él una ensalada.

TIP CHEF SANSAE: Si no tienes horno, las salsas pueden ayudarte a salvar tu comida quemada. Para el pollo, haz tu propia salsa bechamel o calienta un poco de crema de pollo en lata sazonada con las especias que prefieras y viértela sobre las piezas quemadas.

 

SI SE TE PEGÓ EL ARROZ

Salva todo lo que puedas, lávalo y pásalo por un colador. Reutilízalo para hacer arroz frito con verduras.

TIP CHEF SANSAE: LA REGLA DE ORO PARA LA COMIDA QUEMADA es que hagas lo que hagas, no raspes la superficie quemada de la olla o sartén ¡si antes no has salvado la comida que no se quemó! Si lo haces, empeorarás la situación y hasta la comida que podías usar tendrá el sabor a quemado.

 

SI TOSTASTE DEMASIADO EL PAN

Tomar un cuchillo para “raspar” la parte quemada lo que hará es más daño. En su lugar, toma un rallador y úsalo con mucho cuidado para salvar algunas partes y seguir haciendo el sándwich que tenías planeado.

O rállalo todo y agrégale especias Orgániks Sansae para usarlo en recetas de apanados caseros.

 

SI TE “PASASTE” DE COCCIÓN CON TUS VEGETALES

No es comida “quemada” de forma literal, pero igual la incluimos porque a todos nos pasa más de lo usual.

Ya que cuando sacas la comida del calor pueden estar cocinándose todavía por dentro, lo primero que debes hacer es darle un choque de temperatura a los vegetales sumergiéndolos en agua con hielo o lavándolos en un colador con agua fría.

A veces esto será suficiente para que queden crujientes. Si no es tu caso, guárdalos y úsalos en recetas de pastas, guisados o estofados.

DATO CURIOSO: Mientras tu te sientes mal cuando se te quema la comida, muchos chefs en el mundo están siguiendo la tendencia de quemar la comida ¡a propósito! ¿La razón? Para encontrar el Umami, que es el quinto sabor en nuestro paladar.

 
Como ves, hay muchas posibles soluciones para nuestra comida cuando la quemamos. Y lo mejor es que nadie se tiene que enterar que metimos la pata. Si te llega a ocurrir, pero es imposible “salvar” tu comida, no te sientas mal… Solo mantente alerta la próxima vez.

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR:

5 Graves Errores que Cometes con tu Tabla de Picar y Cómo Evitarlos

Categorias: Uncategorized

Autor: Chef_Sansae